viernes

Hoy he soñado.

He soñado contigo. He soñado con tu cercanía y tu sonrisa. He soñado con mi corazón acelerándose y con tus ojos perplejos clavándose en los míos. He soñado con tu boca, con las marcas que te definen. Con descubrir tu personalidad. Ha sido raro, pero me he soñado observándote en silencio mientras tú, como si nada, te sentabas a mi lado. Nuestras manos, muy cercanas, parecían estar a kilómetros si pensaba en rozar la tuya.
Luego he abierto los ojos, y qué triste ha sido adivinar que no solo era un sueño... Sino que tampoco estás cerca para poder cumplirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aprieta el gatillo.