viernes

Se hacen eternos los días sin ti.

miércoles

- Cuida bien al negro y estará contigo para siempre.
- ¿Te gustaría estar conmigo para siempre?
- ¿Por qué no?

lunes

Cosas

Desearía que su brazo, por encima de mi hombro, fuera la sábana que cada noche me salvara del frío, y que la brisa que sus labios respiran fuera el aire que rodea cada gesto de mi cara. ¿Quién no querría dormir recorriendo su espalda?, mirando cómo tiemblan sus pestañas, cómo late su cuello, que con la punta de la nariz consigo acariciar...
Y sentir su calma. Los bombeos en sus arterias, que marcan el ritmo de una vida digna de amar. Y es que entre sus lunares está el lugar al que pertenezco. El único al que, mi cuerpo y yo, queremos entregarnos.

jueves

Estado

Amaya García Gómez se sentía muy, muy feliz.

Estado

Amaya García Gómez se sentía triste.

miércoles

Gota fría

Ya no tengo tanto frío, pero sigo abrazada a tu chaqueta. Huele a ti. No a tu colonia, sino a ti. A ese olor que consigue que me calme... A tu piel. A tus besos. Huele a tus abrazos en los que noto cada uno de tus músculos empujarme contra tu pecho. Huele a tu cara, tan cerca de la mía que a penas logro verte... Y a que ojalá esta noche fría pudiera ser mil veces más larga. 
Estoy descubriendo muchas cosas contigo.
Que me encanta ir en moto, que en la calle se está genial... Que las precipitaciones torrenciales y el granizo son preciosos cuando hay alguien como tú cerca.
Que estar sentados en el coche, oyendo la lluvia explotar contra el cristal, no sería lo mismo si no estuvieras tú para agarrarme fuerte y decirme, tan suave que casi queda amortiguado por el repique de las gotas, esas palabras que me hacen sentir viva.  
Ha sido un buen día. Contigo lo es siempre.

viernes

CBR 500

Has conseguido que mi vida cambie. Podrá parecerte una locura, pero es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo. Las noches sin ti, que por suerte son escasas, se hacen interminables... Y es que tu mera presencia logra que el mundo sea un lugar mucho más amable, agradable. Es por eso que esta noche, en la que en mi cuarto reina el silencio... Todos esos motores, ahí fuera, se han asociado para hacer que con tu recuerdo... mis sueños sean más llevaderos.

martes

Ojos color sol.

Ha sonado el timbre, pero no eras tú.
Ha llegado un mensaje, pero no era tuyo.
Vuelve pronto, este día sin ti se me está haciendo eterno.

sábado

How I wish you were here.

Ojalá estuvieras aquí para demostrarte cuánto te quiero.

martes

Shine

Cuando las luces se apagan, tu presencia se enciende. No te confundas, tú brillas siempre, pero en la oscuridad de este cuarto, la sensación se multiplica.
Ojalá pudieras verte desde mis ojos, la luz que irradias, la calma que emites.
Sé que las estrellas fugaces que últimamente vemos solo quieren acercarse para verte, solo sienten curiosidad por lo que guardas dentro... Y quién no lo haría. Si yo fuera cometa, y desde ahí arriba viera cómo tu alma ilumina mi casa, también caería, aunque fuera lo último que hiciera, con tal de poder ver de cerca esa sonrisa que regalas.
"You shine brighter than anyone"

Un día y ya te echo de menos

Ojalá estuvieras a mi lado. Ojalá tu abrazo y tu beso. Ojalá tu te quiero al oído, tu sonrisa en mi mejilla. Ojalá tu nombre en mis labios, mis ojos clavados en los tuyos. Ojalá mis manos y tu piel, recordando juntas que no hay nada más dulce que tenernos cerca.

domingo

No tenemos hartura

"-Hemos pasado un buen día, pero se ha pasado muy rápido.
-Todos pasan rápido últimamente.
-A este ritmo se nos va a pasar la vida volada juntos."

Lo que me encantó de ese momento fue tu media sonrisa. Cómo sugeriste un futuro juntos, sin miedo. Cómo sugeriste, con la vista clavada en el techo, que no te importaría ver volar tu vida a mi lado.

"-Estoy feliz contigo.
-Y espero que siga así mucho tiempo. "

viernes

"Te quiero" Me dices.
"Te quiero" sentimos.

domingo

Gran Bretaña

Londres dice que le habría encantado conocerte. No le culpo, no ha tenido la suerte de ver tu cara de concentración mientras juegas, ni de oír tus carcajadas cada vez que te ríes de mí. No ha tenido la suerte de ver cómo me coges de la mano y me das los buenos días aunque sean las doce de la noche. Entiendo que esté triste, porque quién no lo estaría si le negaran la oportunidad de ver un espectáculo tan dulce como el que ofrece tu presencia.

viernes

Las nubes desde aquí arriba se mueven sobre el Reino Unido en grupos, como una manada empeñada en cubrir hasta el último centímetro de un país cubierto por un manto verde que ellas mismas han engendrado.

jueves

Cómo duele irse otra vez.

martes

Estoy feliz por muchas, muchísimas razones... Pero tengo miedo. Tengo miedo de mí misma. Tengo miedo de no gustarte, pero por encima de todo, miedo al hecho de que yo no me gusto. Cuando estoy contigo se me olvida. Haces que me sienta liviana... Pero cuando te vas, o cuando nos veo desde fuera, siento que algo va mal... Y me odio por ello. A ti te da igual, no paro de repetirmelo, el problema soy yo. El problema es mi cabeza, que no se decide entre aceptarme o luchar por conseguir lo que desea ser.

lunes

Me da miedo que te vayas.

sábado

"Te deseo"

Dile a tu espalda que mis manos la echan de menos. Que estoy deseando tenerte al lado y poder volver a acariciarte durante horas... No sé. Dile que echo de menos ver cómo se te contraen los músculos al abrazarme fuerte y poder mirar cómo aparecen todos tus huesos cuando te sientas en el borde de mi cama para ponerte los zapatos. Al final se resume en que te echo de menos. A ti. Entero. Tu sonrisa, tus ojos, que me susurran mil palabras dulces hasta cuando estamos en silencio... Y lo mejor es que ya casi te tengo. No queda nada para volver a tenerte delante... Y lo estoy deseando.

viernes

Si me quieres...

Ahí viene otra vez. Todo empieza con un cosquilleo muy suave en la punta de los dedos... Y luego llega el calor. Noto perfectamente cómo me recorre desde las palmas de las manos, pasando por los hombros, hasta llegar al pecho. Podría describir cómo el corazón acelera por un segundo, repartiendo con ansia por mi cuerpo toda esa sangre hirviendo que consigue ruborizarme... Es increíble cómo se retuerce mi alma de alegría cada vez que me dices que me amas.