miércoles

A través de mis gafas de pasta.

Brilla el sol, allá arriba, y me deslumbra.
¿Harán de lupa mis gafas de pasta?
Y como esa mil preguntas estúpidas que se deslizan por mi lengua,
"Eres muy feliz, nunca estás mal"
¿Perdón?
¿Que soy qué?
Permite que te diga que estás equivocado,
Que tengo mis altibajos, que me deprimo,
que lloro y grito al cielo como todos,
Que soy triste...
Pero tengo unas gafas. Unas gafas sin graduar, que sólo adornan.
Que me quitan de encima preocupaciones,
Que me hacen parecer más niña.
Son mágicas, me transforman, por que con ellas no tengo miedo.
Con ellas me siento segura.
Con ellas todos creéis que soy dulce,
feliz,
que os amo.
Pero es mentira.
Sólo son un complemento.
Sólo soy un complemento.

1 comentario:

  1. Que vivan las gafas de pasta.
    Yo empiezo a querer unas!

    ResponderEliminar

Aprieta el gatillo.